jump to navigation

Conducción en invierno March 8, 2006

Posted by fernan in Noticias.
trackback

Este fenómeno es el menos habitual en nuestro país, si exceptuamos los puertos de montaña o algunas zonas del norte de España. Pero raro es el año en el que no cae una nevada en zonas menos habituadas a este clima, como llanuras o incluso a nivel del mar. Es entonces cuando surgen los verdaderos problemas. Ante esta situación debemos seguir al pie de la letra los pronósticos, advertencias y consejos de los servicios de meteorología, Protección Civil y DGT.

El automovilista prudente no suele olvidarse de las cadenas cuando se dispone a circular en época invernal por carreteras de montaña, pero es más raro que adopte ese tipo de precauciones cuando rueda por las llanuras. Otra cosa muy diferente es si una vez que tenemos las cadenas en el maletero, sabemos ponerlas. De hecho, según el RACE, dos de cada tres conductores españoles no saben poner las cadenas en su coche, y el 72% de los conductores confiesa que no está preparado para conducir sobre nieve. El riesgo por colores
En caso de nevada, la DGT ha establecido cuatro niveles de dificultad de conducción, identificados por colores.
Nivel Verde: empieza a nevar y debemos reducir la velocidad como máximo a 100 km/h en autopista y a 80 en el resto de carreteras.
Nivel Amarillo: cuando se empieza a cubrir la vía es necesario bajar a 60 km/h, evitando maniobras bruscas y amuentando la distancia de seguridad. Si no llevamos cadenas deberemos parar en el primer área de servicio.
Nivel Rojo: se aplica cuando la nieve ya ha cubierto por completo la calzada y se recomienda circular a no mas de 30 km/h con cadenas o neumáticos especiales. Se recomienda no detenerse en lugares que pueda estorbar.
Nivel Negro: esta es la situación más grave ya que el nivel de nieve impide circular a cualquier vehículo. Si esto llega a ocurir deberemos aparcar en un lugar donde no interrumpamos las máquinas quitanieves.

Las cadenas más usadas y sus alternativas
El modelo común de cadenas para la nieve son las más recomendables en todo tipo de circunstancias. Un secreto para ponerlas: estirarlas bien y apretar casi hasta el tope con los dos tensores disponibles. Su precio de partida en el mercado parte de unos 20 euros aproximadamente.
Una alternativa a las cadenas de toda la vida son las de tipo tela. Su facilidad a la hora de colocarlas hace que cada vez sean más compradas. Tiene un pero: se empiezan a degradar cuando tocas asfalto con poco hielo y nieve.
Los sprays antideslizantes también se usan cada vez más. Los fabricantes recomiendan echar este spray a una distancia de entre 15 y 20 centímetros del neumático. Son menos eficientes que las cadenas y duran muy pocos kilómetros.

¿Qué llevar en caso de nieve?
– Cadenas. Fundamentales para circular con nieve.
– Depósito lleno. Nos asegurará la calefacción en una situación de atasco.
– Spray antivaho o balleta. Muy importante para evitar el empañamiento de los cristales.
– Linterna. Viene bien cuando la luz del sol escasea.
– Triángulos de peligro. Son obligatorios.
– Lámparas de repuesto: En invierno es esencial ser vistos y las lámparas fundidas pueden cambiarse sobre la marcha.
– Pinzas. Imprescindibles ante un problema de arranque.
– Teléfono móvil. Se ha hecho casi imprescindible en cualquier situación, y en la carretera muy recomendable.
– Pala. En zonas de nieve o barrizales puede suponer una gran ayuda.
– Bote de alcohol y rascador. Una buena solución contra los cristales helados.
– Gafas. En zonas de nieve las gafas son tan importantes como en verano.
– Chaleco. Es obligatorio salir del coche con él puesto.
– Rueda de repuesto. Debe estar en condiciones óptimas para ser usada en cualquier momento.

Sobre el líquido anticongelante
Otro de los componentes importantes en el mantenimiento y correcto funcionamiento del automóvil es el líquido anticongelante/refrigerante. Muchos automovilistas ignorantes se suelen acordar de él cuando el invierno muestra más su crudeza. Aciertan en parte en echar este tipo de líquido a su vehículo, y decimos en parte porque se olvidan de utilizarlo el resto del año. Los fabricantes recomiendan su uso también para la primavera, el verano y el otoño.

Fuente: coches.net

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: